unspecifiedCGJR6YAO9999.jpg

Hi, welcome!

I write about finding joy in the BIG moments and the little things. Let’s be happy together :)

LA VERDAD ACERCA DEL DOLOR

LA VERDAD ACERCA DEL DOLOR

Hola amigo y amiga, bienvenidos otra vez :)

Por fin fui al gimnasio después de muchísimo tiempo. Entré con un plan: hacer ejercicio por 30 minutos solita e irme. Supongo que mucha gente tenia la misma idea porque el gimnasio estaba bastante lleno. Cómo se estaban utilizando todas las máquinas de cardio, hice un calentamiento rápido con la cuerda para saltar y le pedí al entrenador una rutina de brazos. (Nota personal: piénselo dos veces antes de pedirle ayuda al entrenador).

Me dio unos ejercicios con diferentes pesas y me dejó haciendo las rutinas. Me revisaba de vez en cuando y corregía mi técnica. Comencé fuerte, y mientras me miraba en el espejo haciendo la rutina de bíceps, pensé: "Uy…me veo re bien!". Y la verdad es que sí me veía muy bien, pero progresivamente empecé a verme menos y menos fuerte. Irónico ¿verdad? Estaba haciendo ejercicios para fortalecerme, pero cuanto más hacía, menos fuerte me veía a pesar de que me estaba fortaleciendo.

Amigo y amiga, eso es lo que pasa con el dolor. Cuando no lo sientes, te ves bien, fuerte y capaz de enfrentar cualquier cosa que el mundo pueda lanzarte. Pero cuando empiezas a tratar de hacerte más fuerte, te ves más agotado, sudado ... incluso menos lindo (para no decir mal haha). También aprendí que el dolor que estaba sintiendo no significaba que no podía hacerlo. Iba por la mitad de una rutina cuando el entrenador me vio luchando y me dijo: ¨Disminuye el peso, todo bien¨. Casi rechacé su consejo pensando:" ¡No puedo disminuir el peso, vine aquí para sudar y hacerlo bien! ", Pero realmente sentía que no podia mas, mis brazos no me daban. Disminuir el peso me ayudó a terminar mi entrenamiento con fuerza y entendí que el hecho de haber disminuido el peso no significa que haya fallado.

Estoy aprendiendo que el concepto de que el crecimiento siempre se ve bien no es realmente cierto. El crecer es incomodo, duele y te hace sudar un poco. También estoy aprendiendo que disminuir el peso, en mi vida fuera del gimnasio significa decirle ¨no¨ a muchas cosas para decirle ¨sí¨ a las pocas cosas que son verdaderamente importantes; no significa que haya fallado sino que me quede en la pelea. La verdad es que no fuimos creados para lo fácil. Creo que estaba cómoda, y me quede cómoda por mucho tiempo. Lo que pasa con la comodidad es que se siente tan bien ... hasta que intentas ponerte tus jeans. El confort en las relaciones, nuestra comunión con Dios, nuestras carreras y nuestra familia se siente bien, hasta que quieres crecer. Creo que está bien no estar conforme con tu realidad, claro, de una manera sana. Debe haber un equilibrio entre la gratitud por mi presente y el impulso para mi futuro. Me encanta cómo me veo, pero también estoy emocionada de seguir yendo al gimnasio y viendo los resultados. Amo mi relación con Dios, pero también sé que hay mucho más por descubrir. Estoy muy agradecida por mi familia y la relación que tenemos, pero sé que hay muchas cosas que podría estar haciendo mejor. Salir de nuestra zona de confort nunca es conveniente, pero es necesario y vale la pena.

Podríamos decir que en diferentes áreas de mi vida estoy frente al espejo, viéndome menos fuerte que al principio. Estoy sudada, rojita y despeinada, pero sigo acá, levantando las pesas. En algunas áreas, el dolor es más que en otras, pero estoy creciendo. Y tú también deberías :)

No tengas miedo del dolor que se siente cuando uno esta creciendo, Dios no ha terminado contigo todavía.

Tu amiga rojita y sudada,

Nadia Kay :*

WHAT MY FRIDGE SAYS ABOUT ME

WHAT MY FRIDGE SAYS ABOUT ME

THE THING ABOUT PAIN

THE THING ABOUT PAIN